Convulsion

Ellas caminan. Son dos, dos chicas.

CHICA 1: Vamos a tomar algo.

CHICA 2: Caminemos, vamos hablando de camino.

Se acercan y observan la escena: un hombre en el suelo, se remueve, retumbando, hace gestos como espantando sus propios miedos.

CHICA 2: ¿Qué le pasa, qué le pasa?

CHICA 1: Está en crisis.

UN HOMBRE CUALQUIERA: Conozco a una mujer, ella sabe…Cerca…

El hombre convulsiona, sus ojos viajan, sacudidos. Dos personas se acercan, vestidas de azul, enviadas por los cielos, la ayuda… o eso dicen.

AYUDANTE 1: A ver, ¿qué le pasa?

AYUDANTE 2: Está puesto hasta el culo, jefe. Otro más.

CHICA 2: ¿No le da vergüenza decir eso a un hombre en plena crisis? Es cruel

CHICA 1: A ver… hola, ¿me escucha? Muerda aquí y respire.

CHICA 2: Dice que cono a una chica, ¿pueden contactar con ella? Así pueden ayudar.

AYUDANTE 1: No es nuestra faena.

AYUDANTE 2: La ambulancia vendrá, ellos se haran cargo.

Desaparecen los dos.

AMBULANCIA: Hola, soy la ayuda, ¿dónde está?

CHICAS: ¡Aquí, aquí!

AYUDA: Déjeme ver…

UN HOMBRE CUALQUIERA: ¡No, tu no! Ella…

CHICA 2: Conoce a una mujer, si usted puede contactar con ella…

AYUDA: Yo solo vengo a darle asistencia, eso es cosa de la policia.

CHICA 1: No se preocupe, que pronto se le pasará.

CHICA 2: Por favor, entre unos y otros no llegamos… ¡y la mujer está aquí!

AYUDA: Él puede venir al hospital.

UN HOMBRE CUALQUIERA: NO, hospital no. Ella… en esta calle…

CHICA 2: Es una llamada, ella sabe…

AYUDA: Solo soy un empleado, hago mi faena.

Acaba su inspección con el agitado corazón del hombre relajandose, cayendo en una vuelta atrás al aquí y ahora. Desaparece la ayuda.

CHICAS: ¡Vamos!

UN HOMBRE CUALQUIERA: Espera, voy a cojer…

Un hombre cualquiera camina por la callem, muy lentamente, cerca de la pared. A su paso observa cada rugosidad, cada hueco, y se para en una Estrella roja.

CHICA 1: No, no le conviene!

CHICA 2: Acabas de salir de una crisis!

UN HOMBRE CUALQUIERA: Es mi medicina… no me dan más si la tomo

CHICA 2: Te matará. Vamos a tu lugar.

Caminan, lo siguen, caminan, buscan, caminan, se pierden, caminan, se entretienen… hasta entender que las más perdidas en esa historia eran ellas.

La ayuda hace tiempo que ha desaparecido, y la esperanza de ese hombre, hace aun más…

…se cierra tristemente el telón

(basado en hechos reales, verano del 2011, Barcelona)

Un comentario en “Convulsion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s