Sexo

 

Seguramente conoceis Poetry Slam Barcelona… ¿pero y las periferias? La verdad que nada de lo que está sucediendo en el panorama poético y performativo más rabiosamente actual de Barcelona sería lo que es sin Llobregat Slam Poetry (de donde sale este video y el buen rollo que me hizo compartirlo con tanta frescura y placer ante una sala abarrotada), SlHam Poetry (Hospitalet de Llobregat) y Poetry Slam Santako. Actúar en Barcelona es Hollywood. Actúar en las periferias… son esos recitales cercanos e íntimos (con 100-150 personas, pero vale, bueno, íntimos) donde descubres a Norah Jones y el principio de The Beatles. Son el espacio que huele a hogar y sin embargo, gritas al nacer y encuentras uno, dos, muchos abrazos al salir. Sin ellos la cantera poética y el movimiento slam sería aun un bebé. Con gran orgullo de saber gente comprometida y que ama este mundo, os invito a pasar por ahí: nada tienen que envidiar a escenas de mayor tamaño, sino todo lo contrario. Aportan algo imposible de encontrar cuando el formato crece. Así que si queréis una degustación distinta, este es vuestro lugar.

 

 

SEXO

tu te acercaste buscando sexo.

 

Sexo

eso es lo que yo pedí.

 

Un trato justo

para dos compradores honestos.

Pero no,

no para ti ni para mi,

 

Sexo

es el nombre que le pusimos

al deseo de nuestros cuerpos,

a la urgencia de contacto,

al vacío primigenio

que gritaba ser llenado

con la piel de otro ser,

con los besos de otros labios.

 

¿Cuantos abrazos no recibidos a tiempo

quisimos recuperar en nuestros besos?

 

¿Cuantos de nuestros deseos frustrados

quisimos cumplir en gemidos ajenos?

 

A mi

me gusta que me ates

porque me siento segura,

bien sujeta.

 

A ti

te gusta mandar

porque sientes que alguien te hace caso.

 

¡Y es que sexo

siempre es más que sexo

mucho más!

 

Dime cómo follas

y te dire cómo eres

 

Pero no,

insistimos

en que sexo

es una cosa del momento,

algo rápido, puro físico, solo cuerpo, nada más.

 

-Y si, si, siiii

dame más…

más, sííí, entraaa

Ahhh te quiero,

te quiero, te quiero amor..

-Perdón, que has dicho?

-Ahh…. Amor…

-¿Amor? Pero si solo hacemos sexo!

 

Sexo

es el nombre que le pusimos

al deseo de nuestros cuerpos,

a la urgencia de contacto,

al vacío primigenio

que gritaba ser llenado

con la piel de otro ser,

con los besos de otros labios.

 

Y todo

por desconocer

el amor…

¡ese extraño!

 

¿Quien sabe, quién sabe de verdad qué es el amor?

 

¿Quien se atreve, quien se atreve a buscarlo en su interior

y a dejar de mendigarlo y a juzgar a su impostor

que seduce igual que nosotros para acallar su propio dolor?

Consumiendo pieles ajenas

en busca de calor.

 

¿Quién sabe, quien sabe de verdad que es el amor?

Si nos la pasamos jugando a la víctima y al salvador,

cambiando de pareja según la que nos queda mejor.

 

¿Quién sabe, quien sabe de verdad que es el amor?

¿Quién se atreve, quien se atreve a amar con corazón?

¿Quién sabe, quien sabe de verdad que es el amor?

¿Quién se atreve, quien se atreve a amar con corazón?